Derecho de voto

La elegibilidad para votar en EE.UU. viene determinada tanto por la legislación federal como por la estatal. Actualmente, sólo los ciudadanos pueden votar en las elecciones estadounidenses. 


A falta de una ley federal o una enmienda constitucional, cada estado goza de considerable discreción para establecer los requisitos para el sufragio y la candidatura dentro de su propia jurisdicción. 


El papel federal en las elecciones ha aumentado a través de enmiendas y leyes promulgadas, como la Ley del Derecho al Voto. Al menos cuatro de las quince enmiendas constitucionales posteriores a la Guerra Civil se ratificaron específicamente para ampliar el derecho de voto a diferentes grupos de ciudadanos.